Lanzan campaña para ayudar a los perros callejeros

Paula Rojas, directora ejecutiva de la ONG Adopta Una Vida señala que el motivo principal es el aumento de perros en las calles y se debe a dos situaciones: la primera es que las personas adoptan cachorros, en primera instancia, muy bellos, peludos, juguetones, pero luego cuando comienzan a crecer, a adquirir su personalidad, a ser adultos, aquellas almas que en teoría adoptaron con amor y compromiso, ya no les interesa la mascota y optan por lo más fácil: deshacerse de ellas. Otra situación es la que tiene que ver con la realidad económica de nuestro país, muchas familias por distintos motivos (cesantía, embargos, etc), deben cambiarse de casa pero no se llevan a sus perros o gatos. Éstos son dejados sin piedad y echados luego a la calle por los nuevos moradores.

Por este triste escenario es que Adopta Una Vida lanza su campaña “Más que objeto, una vida”. La iniciativa tiene como objetivos principales la concientización sobre los derechos animales y la adopción de perros adultos. En este sentido, Paula Rojas manifiesta que sin duda este acto es el cierre del círculo de cada maltrato y abandono. “Nuestra meta es sacar a la mayor cantidad de perros callejeros de las calles y encontrarles un hogar, y más que eso, una familia que los trate con dignidad y respeto. Por otra parte, educar a la ciudadanía que adopta, en la tenencia responsable, y esterilizar cada vez que podamos conseguir recursos”, apunta.
El irresponsable escenario
Un estudio realizado por las ONGs Chile Animal, Cefu y Rima (entre algunas), deja en claro que los perros abandonados no nacen en la calle, son todos abandonados. Siguiendo el hilo conductor, en la calle no tienen capacidad reproductiva por baja calidad de vida. Los pocos cachorros mueren. En cuanto a expectativas de vida, con el rigor de calle viven en promedio 1 año, pero habrá siempre muchos perros porque la gente los sigue dejando a su suerte. Los perros de la calle, salen de las familias que tienen perros sin esterilizar y que los abandonan a ellos o a sus cachorros: 1 perra con casa es igual 3.500 cachorros. Por último, en Santiago, no hay más de 80 mil perros sin casa, el resto, todos tuvieron hogar (la cifra estimada de perros callejeros es de 200 mil en el gran Santiago).

En este sentido, Rojas sentencia que cada vez hay más abandono. Y si deseas ayudar a un animal, las municipalidades no prestan mucha colaboración para el tratamiento de perros callejeros enfermos, sólo ofrecen una vacuna y muy pocas la posibilidad de esterilizar. En definitiva no hay respaldo de las autoridades con este problema país, son las agrupaciones proteccionistas las que deben trabajar a pulso y con propios recursos para que esta situación no sea más peor de lo que es.
“Este es un trabajo emocionalmente desgastador, pero tenemos fe que haciendo las cosas correctas, constituyéndonos, podremos ser un movimiento con más fuerza, conseguir recursos y defender a nuestros animales. Muchas personas no entienden que estamos de manos atadas porque no contamos con recursos constantes. Es muy triste decir -lo siento, no podemos ayudarte-. Esperemos que logremos ser un país educado en esta materia y por sobre todo, que las personas que optaron por este camino de dedicar parte de sus vidas a salvar animales, lo hagan sin egos personales y se unan en torno a los que nos convoca AYUDAR A LOS CALLEJEROS DE CHILE”, sentencian con voz firme desde Adopta Una Vida.

Fuente: Publimetro